Laguinda

¿Quién no ha soñado alguna vez con convertirse en millonario? Ese eterno sueño es responsable directo de ese interés de muchos españoles en invertir unos euros en jugar a alguno de los numerosos sorteos de Lotería que están regulados en España. A saber: La Primitiva; los Euromillones (compartido con otros países europeos); la Bonoloto; la Lotería Nacional; la Quiniela; Quinigol; Lototurf; Quíntuple Plus y la Lotería de Navidad. En estos juegos, todo es suerte, no hay ninguna estrategia o conocimiento que nos acerque a ser premiados. Los designios del azar son los que nos otorgan o no convertirnos en millonarios, aunque no todos los anteriores juegos conllevan el mismo premio, pero ¿Qué hacer si nos toca la lotería? Resolvemos todas tus dudas sobre cómo cobrar lotería.  

Imaginemos el proceso: compramos el décimo de lotería o nos decantamos por unos números a los que tenemos cierta simpatía o son cercanos por algún tipo de motivo sentimental y esperamos pacientemente la fecha del sorteo. Lo seguimos con mayor o menor atención (aquí, el sorteo de la Lotería de Navidad gana por mayoría absoluta) y comprobamos si el azar nos ha elegido como agraciados. Si resultamos ganadores, seguro que daremos saltos de alegría, nos daremos abrazos hasta con desconocidos y sentiremos una inmensa felicidad o quizá hasta cierto miedo al vernos, de repente, como nuevos millonarios. Surge entonces varias preguntas a las que daremos respuesta, como cobrar ese décimo ganador y qué hacer con el dinero obtenido.  

Después de ese momento de euforia, es el tiempo de serenarnos e informarnos en la página de Lotería y Apuestas del Estado sobre cómo, cuándo y dónde cobrar nuestro décimo ganador. Antes de dar contestación a estas incógnitas, conviene saber de otros factores de interés que se establecen en la normativa de este organismo nacional de loterías. Hay distinción entre premios menores y mayores; hay diferencia entre un boleto adquirido en una Administración de Loterías o a través de los canales digitales de Lotería y Apuestas del Estado y no todos los premios tienen la misma regulación fiscal, la cual queda establecida por Hacienda. 

como cobrar la lotería

¿Cómo cobró mi décimo de lotería ganador? 

Si resultas agraciado con un premio inferior a los 2.000 euros, debe saber que será un premio menor y podrá conseguir su dinero en cualquier administración (hay cerca de 11.000 puntos de venta) al día siguiente de haber sido agraciado con la suerte ganadora. Si el premio es superior a la cifra de 2.000 euros, debes dirigirte a una entidad bancaria para cobrar su premio. En este sentido, deberás dirigirte a una de las entidades financieras autorizadas por SELAE Obviamente, antes deberás acreditar su identificación mediante el DNI (no es válido otro documento). 

¿Y cuál es la tributación ante Hacienda? La respuesta es sencilla: los primeros 40.000 euros de un premio están exentos de cualquier tipo de gravamen; a partir de esa cantidad, debes abonar un 20% del premio al  Estado. Aparte de recordar estas cantidades, debes conocer que dispone de tres meses para cobrar su décimo agraciado, puesto que, de lo contrario, ese importe acabará en las arcas de Hacienda. Si no es tu caso, recibirás el importe premiado en tu cuenta bancaria (si no tienes una cuenta bancaria en España no podrá cobrar el premio) al cabo de unos tres días como máximo. Este plazo depende de cada entidad bancaria (no cobran ningún tipo de comisión por esta gestión) y de los trámites administrativos.

¿Qué tipo de impuestos existen en la lotería? 

¿Y cuál es la tributación ante Hacienda? La respuesta es sencilla: los primeros 40.000 euros de un premio están exentos de cualquier tipo de gravamen; a partir de esa cantidad,debes abonar un 20% del premio al  Estado. Aparte de recordar estas cantidades, debes conocer que dispone de tres meses para cobrar su décimo agraciado, puesto que, de lo contrario, ese importe acabará en las arcas de Hacienda. Si no es tu caso, recibirás el importe premiado en tu cuenta bancaria (si no tienes una cuenta bancaria en España no podrá cobrar el premio) al cabo de unos tres días como máximo. Este plazo depende de cada entidad bancaria (no cobran ningún tipo de comisión por esta gestión) y de los trámites administrativos.

Si el décimo está deteriorado, ¿cobraremos el premio? 

No suele ocurrir, pero no sería la primera vez que, entre tanto abrazo y festejo, el décimo sufriera algún tipo de desperfecto. ¿Qué hacer entonces? La normativa de Loterías y Apuestas del Estado establece que sólo son válidos aquellos boletos que están impolutos, aunque hay un resquicio legal para recibir el premio si ese décimo no está en perfecto estado. El procedimiento sería hacer un escrito a este organismo para que valoren si ese décimo es legal o no. Este trámite podría conllevar meses de duración, ya que, si este organismo considera que deben hacerse pruebas sobre su validez, ese décimo sería estudiado en la mismísima fábrica de Moneda y Timbre. La resolución no siempre será positiva. Por tanto, cuidado con ese boleto agraciado.

¿Y qué hacemos con el dinero? 

Después de haber cumplimentado todos estos trámites y tener el importe en nuestra cuenta bancaria (entendemos que hablamos de grandes premios millonarios) conviene seleccionar bien a un asesor que nos indique cómo gestionar ese dinero. Hay muchos nuevos millonarios que acaban en la bancarrota a los pocos meses. Los expertos recomiendan guardar ese dinero en el banco; hacer algún tipo de inversión financiera; hacer alguna compra en vivienda (siempre se revaloriza ese dinero); y, por supuesto, darse algún tipo de capricho en forma de viaje o adquisición de un coche, una nueva casa o aquello con lo que siempre has soñado.  

Recuerda, si quieres cobrar íntegramente el premio y poder cumplir todos tus sueños, juega y asegura tu boleto con Laguinda, el único lugar donde podrás llevarte el 100% del premio.