Laguinda

Errores que no debes cometer si te toca la lotería

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Una simbólica inversión de unos euros puede acabar convirtiéndose en una lluvia de millones de euros. ¿Cuántas historias aparecen en los medios de comunicación sobre nuevos millonarios gracias a los sorteos de la lotería? La suerte, el azar, el destino e incluso una corazonada son algunas razones que sitúan a una determinada persona como afortunada ganadora del sorteo de los Euromillones, de la Primitiva, de la Lotería Nacional, de Bonoloto o de la Lotería de Navidad. Pero ¿sabrían qué hacer con tanto dinero? Apunten los errores que no debes cometer si te toca la lotería y no volverse ‘loco’ al ver cómo ha crecido la cuenta bancaria.

¿Invertir en una casa nueva? ¿Comprarías el coche de tus sueños? ¿Harías un largo viaje alrededor del mundo? ¿Repartir parte del dinero agraciado entre los familiares? ¿O invertir en algún negocio? ¿Y dejar el trabajo? Éstas preguntas y otras muchas son algunas de las que surgen a aquellas personas que resultan agraciadas con unos cuantos millones de euros; ese dinero les otorga un plus de tranquilidad económica, pero también sobrevalora sobre estas personas esa cruda estadística que afirma que muchos nuevos millonarios acaban arruinándose al cabo de unos años. Básicamente porque se toman decisiones erróneas y porque nadie está entrenado para convertirse en millonario en cuestión de horas.

Contratar un asesoramiento

¿Cómo evitar acabar llegando a esta situación? Lo fundamental, según afirman los expertos en gestión financiera, está en mantener la tranquilidad toda vez que se ha festejado el premio e incluso se ha cumplido, y así se recomienda, el darse un capricho como ‘recompensa’ a ser agraciado con la suerte. Las decisiones, desde ese momento, deben tomarse con la cabeza fría y contando con un buen asesor, como puede tenerse al haber asegurado tu apuesta en  Laguinda, el cual el seguro incluye un asesoramiento legal, financiero y fiscal para aquellas personas que ven incrementar su cuenta bancaria de forma rápida.

Esta gestión de asesoramiento es crucial a la hora de manejar adecuadamente ese dinero. Haciendo posible que el afortunado  no pierda su dinero, sino que lo incremente. Un buen asesoramiento hará una correcta planificación sobre las bondades o contrariedades de invertir en determinados proyectos o líneas de negocio. De esta manera, evitaremos el invertir en modo derroche, sino que invertiremos de manera correcta, y diversificando.

Ni malgastar ni dejar el trabajo

Obviamente, antes de contar con los servicios de un asesor, hay que cumplir con otra serie de requisitos. A saber: no pregonar que nos hemos convertido en millonarios. Ocultar la identidad, salvo a los familiares más directos, es fundamental para evitar contar con nuevos amigos y tomar decisiones con el corazón y no con la cabeza, como suele decirse de manera popular. Hay que pasar inadvertidos. Las celebraciones deben realizarse en la intimidad.

Otro aspecto clave está en dirigirse a una entidad bancaria a depositar el boleto  agraciado, evitando así cualquier inesperada pérdida o rotura del cupón ganador. Asimismo, en caso de ser un premio compartido con varias personas, debemos haber firmado con anterioridad algún tipo de contrato o hacerlo a posteriori con el objetivo de que ninguno trate de obtener alguna ventaja.

Una vez que se cobra el dinero, hay que evitar el gastar por gastar; es decir, nos podremos dar un capricho e incluso alguno más (en función del dinero obtenido), pero nada más de derroches. Hay premios que son una buena inyección económica (como sucede con el Gordo de Navidad), pero que no resuelven la vida desde el punto de vista económico.

errores si te toca la lotería

Por consiguiente, y retomando el punto primero, debemos encontrar un buen asesor que nos ayude en la gestión del dinero. Esto conviene hacerlo si son muchos millones de euros. Si hablamos de una cantidad inferior, la prudencia y el continuar con la vida que teníamos con anterioridad al premio es el camino más adecuado.

Por consiguiente, nada de dejar el trabajo ni regodearse delante del jefe, como se sueña en muchos casos. Al menos, a las primeras de cambio, incluso si nos toca una verdadera lluvia de millones.

El dinero que fácil llega, fácil se va

La decisión de replantearse el futuro laboral a corto y medio plazo debe abordarse pasado unos meses, cuando ya hayamos asimilado que somos millonarios y habiendo estructurado correctamente las inversiones. Siempre hay que tener presente esa máxima: el dinero que fácil llega, fácil se va. Conviene, asimismo, familiarizarse con los nuevos términos económicos y diferentes productos de inversión. El conocimiento es un añadido tan fundamental como contar con la ayuda de un gestor. Al final, las decisiones siempre serán de esa persona agraciada.

En definitiva, los expertos recomiendan seguir siendo uno mismo, seguir haciendo los mismos hábitos que antes de ser millonarios, pero sabiendo que si administramos correctamente el premio podremos darnos esos extras que anteriormente se veían inalcanzables.

Ahora que ya conoces los principales errores si te toca la lotería, la decisión de poder asegurar tus apuestas para llevarte el 100% del premio íntegro, está en tus manos. Por nuestra parte, ¡te deseamos mucha suerte desde el equipo de Laguinda!