Laguinda

Lotería Doña Manolita y cómo mejorar aún más tu suerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

La lotería Doña Manolita no es una administración más en la que poder comprar la lotería de Navidad. Es un icono de ayer, hoy y siempre en la que año tras año españoles y turistas compran su boleto para el día 22 de diciembre con la esperanza de que la suerte caiga sobre uno de los tantísimos números que vende todos los años la afamada administración.

Y no es simplemente un establecimiento de la calle del Carmen de Madrid. La lotería Doña Manolita es parte de la historia de nuestro país y seguramente la única administración de España con una canción.

Llegó
con su espada de madera
y zapatos de payaso
a comerse la ciudad.

Compró
suerte en doña Manolita
y al pasar por la Cibeles
quiso sacarla a bailar un vals.

Un poco de historia

El primer negocio de la famosa lotera fue un estanco en la calle Hortaleza de Madrid. Nacida en Chamberí en 1879, esta joven emprendedora no abriría su primera administración hasta 1904 con 25 años. La administración nº 67 se ubicaba en la calle San Bernardo 18. Allí comenzaba la leyenda.

La suerte a veces se encuentra y a veces se busca y, aunque inicialmente la suerte no estuvo del lado de Doña Manolita, esta no dudó en desplazarse hasta Zaragoza a pedirle a la Virgen del Pilar un poco de ayuda divina. Encontrándola o buscándola, aquellos décimos que visitaron Zaragoza fueron premiados en el sorteo de Navidad y a partir de aquí, todos conocemos más o menos el final de la historia.

En 1931 la administración de lotería Doña Manolita se muda a la calle Gran Vía 31. Seis años más tarde, en el 1937, el establecimiento sufrió daños importantes por culpa de uno de los bombardeos de Madrid durante la Guerra Civil. A pesar de perder a prácticamente la totalidad de la clientela aquel año, la lotería Doña Manolita siguió atendiendo al público. Dicen que le encantaba hablar con los clientes y, a pesar de las adversidades, eso no lo perdió jamás.

Manuela de Pablo, Doña Manolita, murió en 1951 y aunque los que la trataron ya se han retirado, en la administración que lleva su nombre la sienten muy cercana.

A pesar de lo que mucho creen, la lotería Doña Manolita no se trasladó hasta su actual local en la calle del Carmen hasta 2011 donde sigue repartiendo premios año tras año. El motivo del traslado fue que iban a construir un hotel en la antigua ubicación. A pesar de que Manuela no conoció la última ubicación de la mítica administración que lleva su nombre, su poso sigue estando presente en la céntrica calle madrileña.

En 2019 repartió el día 22 de diciembre El Gordo, el Segundo y el Tercer premio, dos Cuartos y tres Quintos premios engrosando todavía más su fama. Se calcula que la administración vende cada año unos 70 millones de décimos, lo que se traduce en unos 1.400 millones de euros en ventas.

Su dueño actual, un aristócrata

Doña Manolita murió sin descendencia. Así que tras su fallecimiento otra mujer emprendedora; la duquesa de Montealegre y Dama del Cuerpo de la Nobleza del principado de Asturias, María Dolores Bermúdez de Castro.

Durante un tiempo estuvo al frente de la administración. Sin embargo, por motivos familiares acabó cediendo el negocio a su hijo mayor Juan Luis Castillejo y Bermúdez de Castro, conde de Cabrillas. Al contrario de a su fundadora, a Juan Luis no le gusta ser el centro de los focos.

Sea como fuere, la lotería Doña Manolita mantiene la esencia de sus inicios y es junto con la Bruja de oro (Bruixa d’or), una de las administraciones que más vende en nuestro país.

La suerte todavía se puede mejorar

Comprar un décimo de la lotería de Navidad este año en la lotería Doña Manolita es comprar tu boleto con garantías. ¡El gordo ha tocado 76 veces desde su apertura! Nadie te va a asegurar que te vaya a tocar pero lo cierto es que al vender tal cantidad de números, la probabilidad de que el número ganador se encuentre entre todos los que vende la mítica administración, es relativamente alta.

lotería doña manolita

Muchas personas no saben que aunque seas el afortunado o la afortunada que se lleve el primer premio en la lotería el próximo 22 de diciembre no recibirás la friolera cantidad de 400.000€. 72.000€ serán retirados directamente del montando y se ingresará en las arcas de Hacienda.

Sin embargo, si has llegado hasta aquí, mereces saber que Laguinda puede devolverte esos 72.000€ si previamente has asegurado los impuestos a través de nuestra aplicación móvil. El proceso es sencillo, descarga nuestra app, sube tus décimos comprados en la administración de lotería Doña Manolita y asegúralos. Si el día 22 de diciembre eres la persona ganadora del primer, segundo o tercer premio, nosotros te devolveremos el importe de los impuestos correspondientes a cada uno de esos premios.

PremioImpuestos a devolverPremio sin LaguindaPremio con Laguinda
Primer premio72.000€328.000€400.000€
Segundo premio17.000€108.000€125.000€
Tercer premio2.000€48.000€50.000€

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.