Laguinda

¿Qué hacer con el premio de la lotería? ¿Cómo rentabilizar al máximo las ganancias?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

El premio de la lotería es una enorme alegría para los premiados. Obtener una valiosa cantidad de dinero sin apenas esfuerzo es un sueño hecho realidad. Sin embargo, tras la histeria colectiva llega el momento de recapacitar y meditar sobre las opciones disponibles en las que invertir ese dinero.

Ante una suma elevada de dinero, la mayoría de los hogares se decantan por el ahorro, considerando de ese modo que el capital no se «despilfarra». Sin embargo, factores como la inflación o los gastos de cualquier hogar provocan que el premio inicial vaya disminuyendo año tras año y acabe, en poco tiempo, por liquidarse.

En este sentido, una investigación de la European Financial Planning Association (EFPA) desveló que el 70% de los premiados con lotería contaba cinco años después de la obtención del premio con menos dinero en su cuenta bancaria. Esta investigación es un ejemplo de cómo el dinero no resuelve los problemas si carecemos de los conocimientos para rentabilizar las ganancias.

Dónde o cómo invertir el premio de lotería

Es evidente que no existe una única manera de invertir el premio de la lotería. Dependiendo de la cantidad obtenida, la situación económica del premiado o los conocimientos financieros con los que se cuenten, el premio puede destinarse a unas actividades u otras. En cualquier caso, para invertir el premio de la lotería debemos tener presentes los siguientes datos.

Obtención del premio

A no ser que asegures tu apuesta con Laguinda, es corriente que muchos hogares planifiquen mover su capital sin conocer previamente los requisitos que deben cumplirse. En este sentido, no podemos perder de vista que el 20% del total del premio corresponde a impuestos, por lo que no podemos contar con ese dinero.

Con respecto a las cuestiones jurídicas, existen dos puntos que se suelen pasar por alto. Por un lado, los premios que superan los 40.000€ deben tributar. Por otro lado, compartir parte del premio con un familiar o allegado que no ha tomado parte activa en la compra (es decir, no se trata de un boleto cuya adquisición compartida puede demostrarse) implica someterse al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.  

Situación económica del premiado

El premio de la lotería es un alivio para numerosas familias y particulares. Sin embargo, no produce las mismas emociones en todos los casos, pues la situación financiera del premiado varía en cada hogar. Así, antes de invertir es preciso realizar un análisis exhaustivo de la situación familiar, resaltando las fortalezas y debilidades económicas.

Los expertos aconsejan no invertir el dinero de manera impulsiva. Por el contrario, es recomendable contar con un lapso de unos 6 u 8 meses para pensar y meditar las inversiones futuras. Algunas familias cuentan con una hipoteca, por lo que liquidar esa deuda es una manera interesante de invertir el dinero. Sin embargo, otras personas optan por adquirir un activo con el que puedan, asimismo, costear su hipoteca y obtener una mayor rentabilidad.

Entonces, ¿cómo podemos saber dónde y cómo invertir? Básicamente teniendo presentes nuestras metas y objetivos.

Metas y objetivos

Cuando hablamos de metas y objetivos nos referimos al fin último de la inversión (meta) y a los pasos que daremos para alcanzarlo (objetivos). Las metas y objetivos son fundamentales en el mundo financiero, ya que permiten dirigir nuestro capital hacia un lado u otro del mercado.

En este sentido, para invertir el premio de la lotería debemos tener presente la meta que queremos alcanzar. Por ejemplo, si sabemos que vamos a necesitar una cantidad de dinero dentro de pocos años, no deberíamos invertir a largo plazo. En este caso, los depósitos serían una opción interesante. Si, por el contrario, la idea es invertir una cantidad de dinero a largo plazo, las alternativas para rentabilizar la ganancia aumentan, pues los porcentajes son mayores cuanto mayor es el tiempo y la cantidad abonada.

En cualquier caso, lo aconsejable es crear un plan, fijarse unas metas y enumerar una serie de objetivos. Las inversiones impulsivas no son, a la larga, buenas inversiones.

Educación financiera

Destinar el premio de la lotería a un activo que genere beneficios es una opción interesante y popular. Sin embargo, debemos considerar los conocimientos financieros con los que contamos antes de depositar el premio en un activo.

Dado que la sociedad española es conservadora en términos económicos, los bienes inmuebles siguen siendo una apuesta segura. Los pisos, los locales comerciales o los garajes siguen contando con una enorme demanda, ya que pueden alquilarse y generar más ganancias. Sin embargo, la rentabilidad de estos activos es baja si la comparamos con otras opciones financieras, como los fondos de inversión o las acciones de ciertas compañías (por ejemplo, las empresas tecnológicas).

Conocer la situación del mercado es crucial para garantizar una buena inversión. Si el premio de la lotería es elevado y los conocimientos económicos rozan los básicos, siempre puede contratarse a un gestor o experto del mercado. Lo importante es, ante todo, planificar y conocer antes de invertir.

Desde Laguinda, si has asegurado tu apuesta a través de nuestra plataforma y te ha tocado un premio con retención (superior a 40.000€) te ofrecemos las siguientes coberturas adicionales:
1. Asesoramiento Legal y Fiscal para optimizar la tributación de la indemnización y del premio al máximo
2. Asesoramiento Financiero de AXA Exclusivo para fomentar el ahorro y la rentabilidad de tu dinero.